diario  |  revista  |  guías  |  escuelas  |  consumaseguridad
Consumer.es     Fundación Eroski
      Búsqueda:
Pág. 1 de 1
 



  Efectos del ejercicio físico

¿La mujer que hace ejercicio físico tiene menos síntomas propios del embarazo?

Sí, diferentes estudios han encontrado que las mujeres que siguen haciendo ejercicio físico durante el embarazo presentan menos síntomas comunes al embarazo como nauseas, fatiga, calambres en las piernas y dolor de espalda.


¿Existe alguna relación entre ejercicio físico y aborto espontáneo?


No, los pocos estudios desarrollados sobre este asunto encuentran que el ejercicio físico realizado en las primeras semanas de embarazo no se asocia con un mayor riesgo de aborto espontáneo.


¿El ejercicio físico influye en el desarrollo del embarazo y parto en embarazadas que son deportistas muy entrenadas?


Se ha visto que las mujeres deportistas que continúan practicando deporte durante su embarazo tienen embarazos ligeramente más cortos (de media, -5 días), un período de dilatación también más corto, y una menor incidencia de partos quirúrgicos, así como de signos que sugieran sufrimiento fetal durante el parto.


¿Y en mujeres sedentarias que comienzan a practicar ejercicio físico después de quedar embarazadas?


En las mujeres sedentarias que comienzan a hacer deporte una vez embarazadas (por ejemplo, a partir del segundo trimestre de gestación) no se encuentra diferencias significativas en relación con la gestante que sigue con una vida sedentaria, ni en la duración del embarazo o del período de dilatación, ni en el porcentaje de los partos quirúrgicos, ni en los índices de sufrimiento fetal.


Entonces, ¿qué ventajas obtiene una mujer sedentaria que comienza un programa de ejercicio físico durante su embarazo?

Aunque una mujer previamente sedentaria no se beneficie de un parto más corto ni de las otras ventajas descritas, el ejercicio físico va a contribuir a que esta mujer tenga un mayor sentimiento de bienestar, más autoconfianza y una mayor capacidad de reacción física y emocional y, además, va a mejorar su resistencia física. En este sentido, el aumento de la fuerza muscular puede ser especialmente beneficioso para que esta embarazada se sienta más ágil y activa y, además, para ayudar a prevenir el dolor de espalda.

Imprimir
Estás en la página sobre:
Embarazo y Postparto. Efectos del ejercicio físico
 

Adaptaciones del cuerpo Recomendaciones Precauciones
Síntomas que deben alertar Efectos del Ejercicio físico Consideraciones

 
Portada Mapa Web Escríbenos
Enviar a un amigo
     
Embarazo y Postparto
Fundación Eroski Consumer.es saludydeporte@consumer.es