diario  |  revista  |  guías  |  escuelas  |  consumaseguridad
Consumer.es     Fundación Eroski
      Búsqueda:
Pág. 2 de 3
 




  Características   funcionales y   ejercicio físico

MADUREZ BIOLÓGICA Y RENDIMIENTO FÍSICO

En general, la madurez de una persona se mide habitualmente usando uno o más de los índices con que se mide la madurez somática, la madurez ósea o la sexual. Las dos primeras ya las hemos definido en el apartado anterior, y antes de hablar de rendimiento físico vamos a definir la tercera.


¿Cómo se valora la maduración sexual de un niño?

Por medio del estudio del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios; es decir, por medio del desarrollo del pecho y menarquia (la primera regla) en chicas, del desarrollo del pene y testículos en niños, y del vello pubiano en ambos sexos. El estudio del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios se resume habitualmente en 5 estadios para cada uno de ellos. El estadio 1 indica un estado prepuberal, es decir ausencia de desarrollo en ninguno de los caracteres sexuales descritos, y el estadio 5 está relacionado con el estado adulto.

Aunque la elevación inicial de los pechos es habitualmente el primer signo evidente de maduración sexual en chicas, la menarquia (el primer período menstrual) es el indicador de madurez más comúnmente utilizado en las mujeres púberes. En el niño, el agrandamiento inicial de testículos es el primer signo más común de maduración sexual.

Si asumimos que la edad media de la menarquia en una población es 13 años, aquellas chicas cuya edad de menarquia esté comprendida en más o menos ± un año de esta edad (esto es, entre los 12 y 14 años) son clasificadas como de madurez dentro de la media. Las chicas con una edad para la primera regla por debajo de los 12 años son clasificadas como de madurez temprana, y las que estén por encima de los 14 años son clasificadas como de madurez tardía.


¿El ejercicio físico influye sobre la Maduración Sexual?

La mayor parte de los estudios publicados sobre este asunto se refieren a la edad de aparición de la primera regla en las chicas que practican deporte, comparada con la de la población en general. Y estos estudios han encontrado que el entrenamiento físico se acompaña de un retraso en el comienzo de los ciclos menstruales. Por ejemplo, la edad de la menarquia en las chicas americanas sanas es, de media, a los 12.5 años, mientras que en las deportistas la menarquia comienza a los 13.5 años o incluso más tarde.


Sin embargo, ¿este retraso de la primera regla en las deportistas es consecuencia directa del entrenamiento físico?

Existe una teoría muy extendida y generalmente aceptada que relaciona la aparición de la primera regla con la existencia de un peso corporal "crítico" o de un porcentaje graso mínimo; es decir, teóricamente una chica necesitaría un peso (48Kg) y un % graso (17%) mínimos para ser capaz de concebir y ser madre. El entrenamiento físico previene o retrasa que muchas deportistas alcancen este umbral…

Además de las dietas y de la pérdida de peso, existen otras variables relacionadas con factores genéticos, con el estrés psicológico y con el sobreentrenamiento que también pueden contribuir a este retraso en la aparición de la primera regla. En muchos casos, este retraso puede tener un origen en varias de estas posibles causas.
 

Niños y Adolescentes Figura 2.3.

Ejemplo de evolución de los caracteres sexuales secundarios en una chica. Cada uno de ellos evoluciona, desde que comienza a desarrollarse hasta que alcanza el desarrollo propio de la mujer adulta, en diferentes edades cronológicas (fuente: Breckwoldt y Col, 1994)

¿Un niño con una madurez adelantada tiene ventaja cuando compite con otro niño que presenta una madurez retrasada?

Sí. En general, el rendimiento físico del niño está relacionado con su madurez biológica; por ejemplo, se sabe que la edad ósea predice mejor el rendimiento físico que la edad cronológica. Una madurez adelantada influye positivamente sobre diferentes variables relacionadas con la aptitud física: se asocia a niños más altos, con una mayor masa muscular y un mayor volumen cardiaco; todo lo cual ejerce un efecto positivo en el desarrollo de la potencia aeróbica, de la fuerza muscular y de la resistencia aeróbica.


¿Esta ventaja "biológica" es igual para los niños y para las niñas?

No. Esta asociación es más manifiesta en los chicos que en las chicas. En los chicos, antes de la pubertad, la asociación maduración biológica- rendimiento físico es modesta; mientras que entre los chicos de 13 y 16 años de edad esta relación tiende a ser más marcada. Por el contrario en las chicas la asociación madurez ósea y sexual- rendimiento físico es baja, y en muchos casos negativa. Una posible explicación a estas diferencias entre sexos podría estar relacionada con el mayor aumento de tamaño de la masa muscular en el niño, como consecuencia de la pubertad, comparado con un mayor incremento del porcentaje graso en las niñas. El peso del músculo de los niños prepúberes supone sólo alrededor del 25 a 30% del peso total, mientras que con la pubertad, como consecuencia de la influencia hormonal (testosterona), este porcentaje sube hasta un 40- 45% en comparación con alrededor de un 35 a 38% en las chicas. La ganancia de grasa en las niñas no contribuye a incrementar el VO2max, ni la fuerza o la potencia, como lo hace el incremento de músculo en el niño. Este hecho, junto a una mayor concentración de SHD (enzima típica aeróbica) en las fibras de los músculos activos de los chicos y a unos niveles inferiores de hemoglobina en sangre de las chicas, entre otros posibles factores, puede explicar en gran parte el "deterioro" del rendimiento físico de las chicas en comparación con los chicos. ¿Cómo evolucionan las diversas variables relacionadas con el rendimiento físico como la fuerza máxima y el VO2 max?


¿Cómo se desarrolla la fuerza máxima en el niño?

Si tomamos como índice de madurez el PHV (madurez somática), la fuerza máxima ocurre después de los picos en la velocidad de crecimiento de la estatura en los chicos; sin embargo, el patrón de desarrollo de la fuerza máxima en chicas no es tan evidente; el pico de desarrollo de la fuerza máxima ocurre más frecuentemente después del PHV, pero existe una variación considerable. Se ha estudiado a chicos con un rango de edad entre los 10 y los 18 años, mediante diversos tests (salto vertical, flexiones de brazos, salto horizonta y otros), para analizar la relación entre los resultados de estos tests de fuerza y de rendimiento motor y la edad del PHV. Los resultados indican que la mejora es más evidente justo antes o inmediatamente después de alcanzar el pico de velocidad de incremento en la estatura.


¿Cómo se desarrolla la potencia aeróbica máxima (VO2max) en el niño?

Niños y AdolescentesSi tomamos otra vez como índice de madurez el PHV (madurez somática), los resultados en chicos son razonablemente consistentes: el VO2max, medido en valores absolutos (lO2/min), comienza a aumentar alrededor de 5 a 6 años antes del PHV y continua aumentando durante el "estirón" puberal. El VO2max, medido en valores relativos (mlO2/Kg/min) generalmente comienza a declinar alrededor de 1 año antes del PHV. En las niñas, el VO2max, medido en valores absolutos (lO2/min), también comienza a aumentar varios años antes del PHV y continúa incrementándose durante varios años después del mismo. Los resultados de la medición de los valores relativos del VO2max (mlO2/ Kg/ min) son más variables. Comienzan a descender, generalmente, de 2-3 años antes del PHV y continúa descendiendo a lo largo del "estirón" puberal.


Siguiendo con el trabajo aeróbico, ¿cómo se desarrolla el umbral anaeróbico en el niño?

El umbral anaeróbico, tal y como se define en estos momentos, depende de la acumulación de lactato en la sangre. Diversos estudios sobre el umbral anaeróbico en niños indican que en niños y niñas entre los 6 y los 12 años, el umbral anaeróbico (4 mmol/l) se encuentra en un 50% del VO2max, lo que representa 20 a 35mlO2/Kg/min. En general, los niños tienen un umbral anaeróbico más elevado que las niñas en todas las edades estudiadas.


¿Cómo se desarrolla la capacidad de trabajo anaeróbico en el niño?

Los niveles de lactato en sangre han sido utilizados habitualmente como un indicador del metabolismo anaeróbico; se asume que una mayor producción de ácido láctico en el músculo se acompaña de un incremento paralelo de lactato en sangre, y que cuanto mayor sea el pico de lactato en sangre, mayor será la capacidad de esa persona para trabajar anaeróbicamente. En niños de 11 años, el nivel de lactato después de un ejercicio máximo no supera los 7.5- 8mmol/l (un adulto muy entrenado puede llegar a los 20- 25mmol/ l). Es decir, la vía de la glucolisis anaeróbica no está completamente desarrollada en estas edades, por lo que los niños tienen una menor potencia anaeróbica, expresada en valores absolutos o relativos. Con la edad esta vía de la glucolisis anaeróbica madura y se produce un significativo aumento en la concentración máxima de lactato en sangre, alcanzado los niveles del adulto a los 13- 16 años.

Imprimir
Estás en la segunda página sobre:
Niños y adolescentes. Características funcionales y ejercicio físico
1 - 2 - 3

Características funcionales y ejercicio físico Tres buenas razones para realizar ejercicio físico en estas edades
Valoración previa Programa de ejercicio físico recomendado
 
 
Portada Mapa Web Escríbenos
Enviar a un amigo
     
Niños y Adolescentes
Fundación Eroski Consumer.es saludydeporte@consumer.es